viernes, 23 de diciembre de 2016

OPINIÓN "HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE": La película bélica más realista del cine

Vuelta del cine listo para comentaros mi opinión sobre la nueva película de Mel Gibson: Hasta el último hombre. Una película que seguro estará muy nominada en los grandes premios y que tenía muchísimas ganas de ver. Tras salir del cine puedo decir que es espectacular, me ha dejado asombrado y ha superado mis expectativas. Es hora de analizar la película, protagonizada por un gran Andrew Garfield, de forma general y sin spoilers, seguida de un análisis más profundo con spoilers.
¡Bienvenidos a mi blog!

Para situaros un poco, la película está basada en hechos reales sobre un hombre llamado Desmond T. Doss, un cristiano que decidió alistarse en el ejército, al igual que todos los hombres de su pueblo, para luchar por su país. La gran diferencia entre los soldados que van a luchar y él, es que Desmond no tocará jamás un arma y se dedicará a ayudar a los heridos, es decir, un médico de combate pero sin combatir. Será fiel a sus principios durante toda una película maravillosamente producida. La trama desarrollará la vida de nuestro protagonista desde la causa de esa ideología para no tocar un arma por sus creencias hacia Dios, hasta el momento de finalizar la guerra. Hay que decir que nos situamos en la Segunda Guerra Mundial, el año 1945, cuando Estados Unidos irrumpe en guerra con Japón. Específicamente, la guerra que llevará a cabo Desmond será la brutal batalla de Okinawa. Como siempre, si ya me conocéis, sabréis que siempre prefiero utilizar lo visual para explicaros algo y por ello os dejo el enlace al trailer si pincháis en la siguiente imagen.


Tras esta pequeña introducción para que entendáis la película, os aconsejo que vayáis a verla al cine porque es brillante. A parte de tener una historia única y enternecedora, me asombró la forma tan realista que se muestra de la batalla. La forma de cómo morían, los disparos, las explosiones, el miedo en el cuerpo de los soldados, no hay palabras. Puedo decir que es la película bélica más realista y espectacular que he visto. Solo un grande como Mel Gibson podía realizar una joya como esta de la II Guerra Mundial. Respecto a la película, encontramos dos grandes partes: una primera parte donde se muestra el desarrollo de Desmond en su vida y cómo se involucra en el cristianismo y, por ello, su odio a las armas, aunque no odiará las armas sólo por sus creencias sino también por su situación familiar; y la segunda parte, la cual es su introducción en la guerra, la parte que todos deseamos ver y que como ya digo, es brutal. La actuación de Andrew me ha encantado, es un papel que le viene genial y nos hace vibrar el alma. Tal y como dijo el actor en una entrevista, es un papel que le hubiera gustado preparar con algunos años de antelación. Aún así, lo hace muy bien. La película tiene muchos personajes pero los más principales son: la encantadora Dorothy protagonizada por Teresa Palmer, el sargento Howell (Vince Vaughn), el capitán Glover (Sam Worthington) y el padre de Desmond, Tom Doss (Hugo Weaving). Luego aparecen los compañeros de Desmond en el ejército, donde encontramos muchos tipos de hombres y acabamos reconociendo a lo largo de la batalla. Esto es lo peor de las películas de guerra, porque acabamos cogiendo cariño a los diferentes soldados y luego sufrimos con ellos en la batalla. Especial mención a Vince que interpreta un sargento que al principio no entendemos mucho pero luego acabamos amando, o al menos eso me ocurrió a mí. 

En el aspecto técnico, encontramos millones de planos en la gran batalla de Okinawa que demuestran un trabajo detrás increíble. La verdad que hay planos muy originales que me han encantado y a parte la forma de realizar la batalla es muy realista. Repito, un trabajo de producción de diez. Tanto en sonido como en vídeo. 

Volviendo a Desmond, encontramos una historia que demuestra la existencia de personas que quieren arreglar este mundo y buscar la paz entre todos los humanos. Una historia muy inspiradora y que nos da mucho que pensar moralmente. Nuestro protagonista sufre mucho para conseguir que el ejército le deje ir a la guerra sin armas y al conseguirlo realiza hazañas de auténtico héroe. 

En general, encontramos una película de 131 minutos que pasan volando con una historia heroica impresionante, un trabajo de Mel Gibson tras las cámaras brillante y una producción que nos deja una de las mejores películas de la guerra de la historia del cine. Simplemente debéis verla porque es una película que hace disfrutar al espectador, emociona y crea un ambiente de tensión muy palpable. En mi opinión sí merece la pena ir a verla. Podemos puntuarla con un 8,5/10.

OPINIÓN CON SPOILERS

En este apartado quiero destacar algunos detalles y escenas que me dejaron embobado y babeando. Para empezar, la secuencia de la primera aparición del sargento Howell me gustó mucho. Quizás más por el diálogo del sargento porque era muy gracioso y no esperaba una escena así en este tipo de película. Luego hay una escena muy entrañable antes de ir al ejército, cuando Dorothy le pide a Desmond que le pida su mano para casarse al volver. Me encanta la actuación de Garfield, siempre sonriendo y ayudando a traer la alegría y la positividad. Incluso cuando conoció a Dorothy, siempre encontraba la forma de hacerla sonreír y la verdad que es un personaje que encanta desde el primer minuto. También me gustó el momento que rechaza un arma y se lía la que se lía. Es increíble lo fiel que es sus creencias, de tal forma, que incluso llega a perderse su propia boda. Es muy impactante. Luego nos llega la escena para mí más conmovedora. Hablo de la visita de Dorothy a esa prisión donde lo tienen. Mantienen un diálogo donde sus miradas muestran tanto amor y pasión que sobran las palabras. Un hombre luchando por su derecho de luchar sin armas. Es admirable. 
Mi secuencia favorita es el primer ataque. Llueven esa cantidad de disparos entre la niebla y es brutal. No había visto nada igual en guerra. Me dejó muy sorprendido. Luego se mantiene el ritmo de guerra a lo largo de la película incluso en las hazañas de Desmond trasnochando para ayudar a los heridos. Su momento pidiendo a Dios siempre ayuda para salvar a alguien más es muy emocionante. Vibran las emociones y nos asombramos de la existencia de una persona tan maravillosa. Los planos de batallas también me gustaron mucho. Muchas cámaras lentas con el fuego, las bombas, piernas volando, hombres quemándose, es genial. Hay un plano que me encantó y fue al final con la lucha que gana Estados Unidos. Es un travelling hacia atrás en primer plano con ambos bandos pegándose con las manos. Me encantó. También un plano subjetivo donde vemos el arma disparando en slow motion. La verdad, es una maravilla de película con escenas y planos muy originales y espectaculares.

Si me parara a hablar de más escenas no acabaría ya que la película es excelente de principio a fin. Espero que os haya gustado mi opinión y os hayáis sentido identificados. Pronto volveré con otra película que se estrena este viernes 23 así que gracias por leerme y... ¡Siempre sois bienvenidos a comentar!


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada